rumano en pareja

10 pautas para aprender rumano con tu pareja o amigo

5 2 Votos
Puntuacion del articulo

De forma natural, las conversaciones son fruto de la relación social. En esta línea, todo aprendizaje es el éxito alcanzado cooperativamente entre el instructor y el estudiante, así que aquí te dejo algunas pautas para seguir y aprender rumano con tu pareja o amigo de una forma más divertida.

Aprender rumano con tu pareja

¿Tu pareja es hablante nativo de rumano? ¿Tienes amigos rumanos que se han ofrecido a enseñarte su idioma materno?

Si entre vosotros  existe una relación de pareja o amistad, la motivación añadida por ese filtro emocional ayuda al principiante a sacar mejores resultados en su aprendizaje. Se ha demostrado que, en estos casos, los estudiantes están más abiertos al input que reciben y este puede estructurar más profundamente sus conocimientos. 

Además, los alumnos que tienen pareja o amigos hablantes nativos de la lengua meta, buscan de forma natural más ocasiones de contacto con su idioma, lo cual repercute en una mejora del aprendizaje en su conjunto.

Aun así, diría que, aunque la exposición al idioma que queremos aprender juega un papel extremadamente importante en el aprendizaje del mismo, es un requisito necesario, pero no suficiente. A la teoría que puedes asimilar de forma natural o por aprendizaje consciente, hay que añadirle siempre actividades de producción de lengua, para conseguir los conocimientos necesarios en las cuatro destrezas.

¿Has pensado alguna vez recibir clases o ayuda por parte de tu pareja o amigos tuyos rumanos?

Muchos estudiantes de rumano empiezan el proceso de aprendizaje de esta lengua por el impulso de acercarse a su pareja o amigos nativos, de comunicarse con su familia política al visitar el país natal del novio o la novia, etc. Nunca se pueden abarcar todos los motivos que lleva a una persona a aprender un idioma extranjero, ya que las razones pueden ser de las más variopintas.

Estudiar con los amigos

Hace años tuve la tentación de empezar a aprender noruego, por una buena amiga que tengo y, por supuesto, daba por hecho de que ella iba a ser mi “profesora”. En su caso, tenía también la preparación docente necesaria, pero no siempre un hablante nativo tiene esa formación o el don imprescindible para convertirse en el acompañante ideal en tu camino hacia el aprendizaje de la lengua meta.

¿Hay una receta ideal para empezar a aprender rumano con tu pareja o amigos nativos?

Diría que, al principio, es suficiente que aprendas, por curiosidad, algunas palabras y frases de uso diario y que practiques su pronunciación. 

A medida que avances, pregunta más cosas que te interesan, apúntatelas, repítelas y atrévete a producir frases y a hablar con tu entorno de nativos rumanos, aunque al principio sea sólo para hacerles gracia. Poco a poco te dirán más expresiones, te explicarán los sentidos de las nuevas palabras que usan entre ellos y aprenderás mucho más, también, sobre la geografía y la cultura rumana. 

Una vez puesto, con un bagaje mínimo de conocimientos, pero seguro que, con muchas más ganas, atrévete a pedirle un tándem a tu pareja rumana o a alguna/o de tus amigos nativos, para avanzar en el aprendizaje de su lengua materna.

Estudiar en casa

Prepárate una libreta o varios materiales didácticos, salid de compras, tomad un café juntas/os y hablad de todo lo que se os ocurre. De vez en cuando, pide aclaraciones, apoyo para entender la lógica de la frase o simplemente déjate llevar y construye frases con lo poquito que sabes, concentrándote en el mensaje y no en la forma. La gramática llegará después.

Es importante que el hablante nativo entienda su papel en este proceso. Si no lo tiene del todo claro, puede leer algunos consejos a continuación.

Las 10 pautas de acción para tu instructor

1. Ambiente de confianza

Crea un ambiente de mutua confianza en la comunicación y evita exponer al practicante a situaciones de tensión mientras utiliza el nuevo idioma. No olvides que la pronunciación del rumano supone ciertas dificultades para los hispanohablantes. Sé paciente y repite las veces que haga falta. Puede resultar muy divertido.

2. Exposición a contenido comprensible

Expón al aprendiz a un contenido lingüístico comprensible, rico y variado del rumano. Facilita el clima adecuado para que este solicite aclaraciones en caso de que haya problemas de comprensión. Ofrécele oportunidades para que se sienta copartícipe de la conversación en el nuevo idioma.

3. Selección correcta de las explicaciones gramaticales

Selecciona atentamente los contenidos de las explicaciones gramaticales. Sigue el orden de presentación de formas gramaticales de particular a general, siempre de forma creciente. Al principio, los alumnos adquieren las formas gramaticales en un orden aleatorio. Ofrécele a tu aprendiz de rumano el apoyo para poder asimilar las reglas cuyo aprendizaje representa una necesidad en ese momento de la conversación. Evita explicar el funcionamiento de reglas complejas. Las va a adquirir mejor con el uso. 

4. Aprendizaje de frases útiles

Enséñale a tu alumno frases útiles en las relaciones sociales y expresiones que le ayude a iniciar, mantener y acabar una conversación de forma eficaz. En el canal ISTUDYRO hay vídeos de apoyo en este sentido.

5. Adquisición de expresiones variadas

Explícale con claridad al principiante las tareas comunicativas, para que despierten su conciencia sobre las formas lingüísticas empleadas y el sentido de los enunciados formulados. Usa expresiones que pueda emplear en situaciones varias.

6. Comunicaciones reales en tándem

Intenta promover una comunicación real en tándem, por medio de la selección de temas relevantes para el interlocutor y actividades que fomenten su motivación en la conversación. Simulad situaciones reales, que va a afrontar de verdad, para ofrecerle las herramientas lingüísticas necesarias en el futuro encuentro.

7. Conversaciones solo en rumano

Evitad el uso de cualquier lengua franca entre los dos. No te olvides de asignarle al estudiante el papel más importante en el diálogo. De este modo, le facilitas que asuma la responsabilidad en la gestión de la conversación y que descubra sus necesidades comunicativas reales. 

8. Actividades dinámicas

Proponle actividades dinámicas, que lo/la doten de recursos para resolver los problemas de comunicación en rumano.

9. Tacto a la hora de corregirlo

Corrígele con suavidad y precaución. Prioriza los aspectos que se desean corregir, en vez de corregirlo todo. Ayuda a tu estudiante a comprender que los errores son naturales en el proceso de aprendizaje. Destaca con tacto los progresos que realiza. El rumano no es una lengua fácil y el esfuerzo que está haciendo se merece sus laureles.

10. Respeto por su ritmo de aprendizaje

Respeta su ritmo de aprendizaje. Sé consciente de que, en una determinada fase de su estudio, es imposible para un principiante adquirir ciertas formas del rumano, si estas corresponden a un estadio de aprendizaje posterior. Mejor no insistir en ellas y retomarlas cuando se alcance el nivel necesario.

close

¿QUIERES MÁS?

REGÍSTRATE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS CONSEJOS , ¡ADEMÁS DE REGALOS EXCLUSIVOS!
¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Publicaciones Similares

5 2 Votos
Puntuacion del articulo
Subscribirte
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios